Es habitual, cuando se sigue una rutina de entrenamiento, caer en la monotonía y recurrir siempre a los mismos ejercicios. Bien porque ya los tenemos muy interiorizados o bien porque nos sentimos cómodos realizándolos. Pero lo ideal es ir variando de ejercicios para modificar los ángulos y, así, conseguir un desarrollo óptimo de nuestra musculatura.

A continuación te presentamos dos entrenamiento de alta intensidad para mejorar tus bíceps:

1) PRIMER ENTRENAMIENTO




2) SEGUNDO ENTRENAMIENTO